martes, 19 de marzo de 2013

He aquí el detalle Señor Oppenheimer



Ayer se realizaron en CNN en español varios programas acerca del Papa Francisco. Uno de ellos, el moderado por Andrés Oppenheimer trataba del impacto político del Sumo Pontífice. Tocó un punto acerca de la Teología de la Liberación que con gusto analizaré mañana. Me refiero ahora a una pregunta en específico que a mi modo de ver parte de presupuestos erróneos. Palabras más, palabras menos la pregunta se elaboró así:

"En América Latina, la expansión de los grupos religiosos protestantes (lease evangélicos, y pentecostales) ha mermado cada vez más la anterior hegemonía de la Iglesia Católica. ¿Creen ustedes que la Iglesia Católica debería flexibilizarse más en puntos como el matrimonio Gay, el aborto o el uso de preservativos para no seguir perdiendo fieles?"

Respondo preguntando:
1) Sr, Oppenheimer, ¿Sabía usted que los grupos religiosos protestantes no han crecido por el hecho de ser "moralmente flexibles" (de hecho mantienen una moral más rígida) sino por una estrategia de "marketing" en la que la religión literalmente "se vende" por métodos persuasivos propios de empresas transnacionales y cuyos ingresos por diezmos y manipulación de masas con fines económicos superan infinitamente los de la Iglesia Católica? Soy especialista en sectas y lo siguiente está tomado de mi libro acerca de las sectas con datos que actualizados nos dejarían en shock:

"La “National Religious Broadcasters Association”, tenía en 1988, 259 estaciones de TV, 1.393 de radio, 1.068 grupos especializados en producir programas religiosos, un promedio de 61 millones de televidentes al mes. Entre los televangelistas más famosos está Pat Robertson, con 4.000 empleados y las tres redes de radio y TV más extensas: la Christian Broadcasting Network (CBN), la Trinity Broadcasting Network (Enlace TBN) con estaciones en El Salvador, Guatemala, Honduras, Bolivia y Brasil y la Inspirational Network (antes PTL, que trasmitía un programa en Venezuela por Radio Caracas Televisión).

Se encuentran también Jim Baker, cuyas entradas sobrepasan los 100 millones de dólares anuales; Robert H. Suller, con una catedral de 18 millones de dólares en los Ángeles donde se reúnen 3.000 personas los domingos; Jimi Swaggart, con entradas anuales de 140 millones de dólares; Oral Roberts quien dispone de una universidad propia con 4.000 estudiantes, facultad de teología, un hospital con 294 camas y una casa particular de unos 2 millones de dólares.

La revista TIME calcula que las entradas por donaciones a estas Iglesias superan los 1.000 millones de dólares anuales. Venden objetos con citas bíblicas, pañuelos impresos con la mano sanadora del tele-evangelista, espacios de tiempo de oración y atención personal por computadora. Anuncian continuamente a los televidentes la posibilidad de quiebra del programa al menos que colaboren con donativos. Este tipo de fundamentalismo, tiene bajo su control sectores completos del partido republicano y cargos oficiales a todos los niveles políticos.

J.Falwel, dueño del programa “The Old-Time Gospel Hour”, con una comunidad de 21.000 miembros, resume así la filosofía económica de las Iglesias Electrónicas: “¿Qué tiene de extraño que la religión sea un gran negocio? Tendría que ser el negocio más grande del mundo... Bienestar material es el modo como Dios bendice a quienes lo sitúan a Él en primer plano.”

2) Aclarado el presupuesto de la pregunta, ¿Piensa usted que la flexibilización moral de ciertos principios de la Iglesia Católica atraerán más fieles? ¿Sabía usted que esta flexibilización moral ha mermado fieles en ciertas ramas de la Iglesia Episcopal de Inglaterra por ejemplo, y que muchos de sus fieles han vuelto a la Iglesia Católica? ¿Renunciaría usted a los principios morales de su familia y de la educación de sus hijos para que tuvieran más amigos?

3) Jesucristo le dijo una vez a sus discípulos Lucas 12,32: "No temas pequeño rebaño porque a mi Padre le ha parecido bien darles a ustedes el Reino de Dios. Esto significa, a mi modo de ver, que el ser cristiano, implica infinidad de veces ir a "contracorriente del mundo". Por mucha gente que tenga nuestra institución religiosa siempre será un "pequeño rebaño" el que siga fielmente a Jesucristo de quien decía Juan Pablo II: "Jesucristo es un amigo, pero es un amigo exigente"

4) El problema del aborto es un problema que trasciende lo religioso para llegar al ámbito de lo social y de los derechos humanos. Implica que toda vida humana es digna desde su concepción hasta su muerte y tiene derecho a ser respetada. El problema es que el "preservativo" no es la solución para un mundo erotizado y pornograficado por los medios de Comunicación, es como intentar apagar un fuego kilométrico con un gotero. Sin embargo la iglesia se podría flexibilizar en este punto, como lo hizo la Conferencia Episcopal Alemana con una modalidad de las pastillas del día después que tomadas 72 horas después de una violación pueden impedir la fecundación. La Iglesia señor Oppenheimer, déjeme decirle, condena la homofobia en el catecismo de la Iglesia Católica aprobado por Juan Pablo II, pero no "casaría" a una pareja Gay, porque el matrimonio implica la complementaridad y hasta la armonía de los opuestos, consagrada en el matrimonio heterosexual

5) Finalmente mi estimado amigo y desde mi pequeña experiencia en mi Iglesia donde cada vez vienen más personas, el asunto radica en responder a las necesidades profundas del espíritu humano. Hay que rescatar la espiritualidad. Vuelvo a tomar este texto de mi libro citado:

El pueblo latinoamericano, es particularmente religioso y busca diversas maneras de llenar su necesidad de Dios, y cuando acude a nuestras celebraciones, grupos y reuniones, se encuentra, o con un activismo social fanático o con un ritualismo sacramental rígido, ambos vacíos de experiencia de Dios.

Dice Segundo Galilea en “El Camino de la Espiritualidad”: “Sin motivaciones arraigadas, vivas, explícitas, ningún grupo humano, institución o sociedad pueden subsistir largo tiempo... Para la Iglesia, las motivaciones son más que esenciales, son su sello de identidad... se refieren a Jesús y su Evangelio... Por eso, hablar de motivaciones en el cristianismo, es hablar de motivaciones, de mística...”

“La espiritualidad no es una ciencia o una praxis más en la Iglesia. Es la savia de la pastoral, de la teología y de la comunidad, cualquiera sea su modelo... Para que la espiritualidad sea la inspiración y garantía evangélica que acompañe la renovación de nuestra Iglesia, ha de recuperar lo mejor de la tradición espiritual de la Iglesia, encarnándola en nuevas experiencias.”

Nuestra Iglesia cuenta con un gran tesoro de espiritualidad cristiana: La vida y el mensaje fraternal de San Francisco de Asís; los “Ejercicios Espirituales” de San Ignacio de Loyola; “Las Moradas” y el “Camino de Perfección” de Santa Teresa de Jesús; “La Subida al Monte de la Perfección”; el “Cántico Espiritual”, la “Noche Oscura” y la “Llama de Amor Viva” de San Juan de la Cruz, son capaces de llenar las expectativas más profundas de búsqueda de trascendencia.

“El corazón humano no se satisface con menos que Dios” . Por eso, o le facilitamos al hombre la experiencia de Dios o la irá mendigando de puerta en puerta, cambiando de experiencias religiosas como cambia la moda, contentándose con las migajas que caen de la mesa del Padre, siempre insatisfecho y sin poder hartarse.

“Porque las migajas más sirven para avivar el apetito que para quitar el hambre”, siendo que está llamado a sentarse en la mesa con Él, “porque a los hijos les es dado a comer con su Padre, a la mesa y de su plato, que es apacentarse de su Espíritu.”, “Pues, ¿Qué tiene que ver el hambre que ponen todas las criaturas con la hartura que causa el Espíritu de Dios?.” San Juan de la Cruz