miércoles, 27 de marzo de 2013

Tendencias teológicas en América latina



Teología es en sentido estricto "Tratado sobre Dios", e implica conceptos acerca de la existencia de Dios, atributos y su relación con el mundo y con los creyentes. En la Iglesia Católica de américa Latina, todos tenemos la misma fe, el mismo Credo, los 7 sacramentos, el mismo Papa, la misma Biblia, pero existen 4 tendencias teológicas predominantes con las cuales puedes haberte encontrado en algún momento de tu vida.

1)Teología Tradicional: El sacerdote viste traje clerical formal, en su predicación insiste en un Dios castigador, en el infierno, en la inmoralidad sexual. Cuida mucho los ornamentos litúrgicos y le encanta el incienso. Su público es un grupo de cristianos formales bien portados y tradicionalistas. Nada de improvisación ni espontaneidad, saludos lejanos, afecto distante. Su tipo de teología no parece variar desde antes del Concilio Vaticano II. Las oraciones son de tipo devocional, rezos tradicionales. Cuando se escucha música en su Iglesia se acompaña con un órgano viejo, nada de guitarras mucho menos eléctricas. Insiste en temas como la comunión en la boca y de rodillas. Supone que la pobreza se soluciona con paternalismo. Los grupos predominantes son las cofradías, los caballeros del Santísimo y la Legión de María, Lumen Dei, Opus Dei y Legionarios de Cristo

2)Teología Moderna: Entre 1962 y 1965 se llevó a cabo en Roma el Concilio Vaticano II convocado por el Papa Juan XXIII y concluido por el Papa Pablo VI para reunir a los representantes de la Iglesia Católica de todo el mundo con el fin de llevar a cabo las reformas necesarias que respondieran a las urgentes necesidades de un mundo moderno y descristianizado. Las misas se comenzaron a celebrar con los idiomas propios de cada lugar, se promovió el encuentro de las distintas religiones e Iglesias Cristianas, se reformó el culto y la liturgia, surgieron grupos de apostolado como la renovación Carismática, los Cursillos de Cristiandad, Movimiento Familiar Cristiano, Focolarinos, Catecúmenos etc. Es posible ver que el sacerdote vista ropa informal, camisas modernas, a veces con traje clerical, los jóvenes acuden en masa a sus celebraciones, se cantan canciones con ritmos modernos. Es espontaneo e insiste en un Dios misericordioso y al mismo tiempo exigente. Utiliza las redes sociales y todos los recursos modernos para hacer llegar el mensaje del Reino de Dios. Se predica la Palabra de Dios de una manera cercana y con repercusiones en la vida diaria. Se supone que la forma de salir de la pobreza es la educación.

3) Teología de la Opción por los Pobres: Cuando el Concilio Vaticano II en su afán de reforma intenta implementarse en América Latina, se encuentra con un continente que a diferencia de Europa es mayoritariamente creyente. Se encuentra además que el problema principal no es tanto la falta de fe sino la pobreza, y el reto era cómo hablarle de un Dios bondadoso a un pueblo con hambre y que por más que trabaje, nunca tendrá lo suficiente pues el tipo de estructura política social que lo rodea no le permite surgir de su marginación. El proyecto de renovación se vio plasmado en el documento de Medellín en 1968 y luego con menos fuerza en el Documento de PUEBLA 10 años más tarde. Es entonces cuando el Padre Gustavo Gutiérrez de origen peruano y luego Leonardo Boff (franciscano), Segundo Galilea, Jhon Sobrino (Jesuita); Carlos Mesters (carmelita), entre otros formularon una tratado teológico (Teología de la Liberación) que en ocasiones fue rechazado por algunos obispos pues utilizaba el método marxista de la lucha de clases. Pero quitando los análisis sociológicos la opción por los pobres quedó clarísima hasta en obispos como Pedro Casaldáliga (Brasil), Monseñor Helder Cámara (Recife, Brasil), Monseñor Oscar Arnulfo Romero (El Salvador, en proceso de canonización) y Jorge Mario Bergoglio (Argentina, actual Papa Francisco). La erradicación de la pobreza implica el llamado a la conciencia de los privilegiados y el trabajo en cooperativas y comunidades eclesiales de base

4) Teología Popular: Esta teología nace del pueblo y es del pueblo de distintos estratos sociales. No tiene un origen académico. Es la religiosidad del rosario, las promesas, las procesiones, las novenas, las cadenas, las apariciones, las escarchas, la de echarle "el agua" al muchachito antes de bautizarlo, del milagro, los aguinaldos, la Zaragoza, los Diablos danzantes de Yare, del escapulario, de la medallita etc

Sin embargo estas "teologías" no se dan en nosotros "Químicamente puras", todos tenemos un poco de todas. A mí me encanta exponer el Santísimo Sacramento y los cantos tradicionales como los gregorianos, pero predico el Dios misericordioso y perdonador y me encantan los coros juveniles con instrumentos modernos. Fui religioso Carmelita Descalzo y me alimenté de esa espiritualidad, fui formado teológicamente por Jesuitas, Salesianos y Capuchinos, tanto en la teología moderna como en la teología de la Liberación. He recibido influencias de la Renovación Carismática Católica (Católicos Pentecostales), amo la espiritualidad Franciscana y me encanta la procesión de la Divina Pastora. Este es un pequeño aporte para acercar la teología al lector de la calle, feliz día y mis bendiciones.