lunes, 10 de junio de 2013

Ni tan profeta ni tan "Santos":





Algunas personas me han preguntado acerca de Reinaldo dos Santos, el llamado profeta de las Américas. Hablemos al respecto

I.-ORÍGENES DE UNA PREDICCIÓN.
En sana teología la predicción puede venir de tres fuentes
1. De Dios
2. Del enemigo de la naturaleza humana, o fuerza espiritual del mal con el objeto de confundir
3. De una capacidad sobrenatural, paranormal o parapsicológica

Según la enciclopedia católica Sacramentum Mundi, “La parapsicología es una rama de la psicología general. Se ocupa de las impresiones y operaciones (percepciones y acciones) del hombre ... que hasta el momento son inexplicables físicamente. El concepto fue propuesto en 1886 por Max Dessoir y hoy día se emplea internacionalmente.”

Entre los fenómenos paranormales se encuentran la telepatía: comunicación de sentimientos y transmisión de pensamientos entre dos personas sin utilización de los cinco sentidos. La clarividencia: capacidad de ver sin utilización de los ojos. La precognición: capacidad de conocer acontecimientos futuros. Retrocognición: capacidad de conocer acontecimientos del pasado sin haber tenido noticia directa al respecto, entre otros fenómenos

II. LO QUE DICE LA BIBLIA: Según la Biblia, el criterio para discernir si algún profeta es falso o verdadero, si viene o no de parte de Dios, no es si "pega" o "acierta" predicciones. Sino si su enseñanza concuerda o no con la fe revelada por Dios.

Deuteronomio, 13,1-5
1. Tú observarás todo lo que yo te prescribo, sin quitar ni añadir nada.
2. Tal vez se presente en tu pueblo algún profeta o soñador profesional y pronostique alguna señal o prodigio.
3. SI OCURRE ESTA SEÑAL O PRODIGIO, y él te dice: Vamos, SIGAMOS OTROS DIOSES, DISTINTOS AL ÚNICO DIOS, y sirvámosles,
4. NO HAGAS CASO a las palabras de aquel profeta o soñador; porque Yavé, tu Dios, te prueba para saber si realmente lo amas con todo tu corazón y con toda tu alma.
5. A Yavé, tu Dios, seguirás y a él temerás, guardarás sus mandamientos y escucharás su voz, a él servirás y a él te abrazarás.

III. EL CASO DE REINALDO
Me puse a ver el video de Reinaldo dos Santos entrevistado por la periodista Nitu Pérez Osuna y sinceramente, mi amiga Svetlana Sawoloka, que por broma se puso a inventar profecías que fueron publicadas en días pasados aseguró y acertó más cosas que este individuo. En 27 minutos con 25 segundos este respetable señor, sólo dijo con plena seguridad que Maduro tenía cáncer. Cosa que ya el tuitero Esteban Gerbasi había publicado en su cuenta. De resto habló cosas en forma de opinión personal que cualquier persona medianamente informada puede decir. Con respecto a la religión dijo lo siguiente. "La religión musulmana tendrá más seguidores que la Cristiana Católica" Cosa que no me inmuta de ninguna manera, porque la religión no se mide por la cantidad de personas, sino por la grandeza de sus principios y por los "santos" que ha aportado a la humanidad. Pero es que además ignora que ya los musulmanes son más numerosos que los Católicos, pero no más que todos los que seguimos a Cristo juntos. Otro desacierto fue decir que los católicos disminuirán porque la Iglesia no acepta la teoría de la reencarnación y por su mentalidad cerrada. Señor Reinaldo: 1) La religión musulmana, tampoco cree en la reencarnación 2) La religión musulmana presenta rasgos de mentalidad más cerrada que las demás religiones.

De resto dijo cosas tan ambiguas como estas: Este gobierno se irá al final de este año o a principios del próximo o un poco más allá... La oposición llegaría al poder, Capriles tal vez sea el presidente o tal vez sea otro... Las fuerzas armadas, jugarán un papel importante en un momento del futuro...

Mucho mal le hará a la oposición, seguir haciéndole propaganda a un señor que encima de ambiguo se ha declarado públicamente opositor, que no dice nada más de lo que cualquier analista político puede decir y más cuando muchos militantes opositores en gran parte son cristianos, católicos o evangélicos que saben que la la fe Cristiana en particular y la Biblia en general condena esta forma de hablar sobre el futuro más cercana a la adivinación que a los grandes profetas de la Biblia. Profeta le queda grande y dos Santos también