jueves, 24 de abril de 2014

Distinto pero no distante


Muchos de ustedes fueron testigos de un diálogo público que mantuvimos el padre Rafael Chávez y yo por través de este medio. Los que me leyeron saben que en mis palabras siempre mantuve respeto y comprensión a pesar de los malentendidos en los cuales pudimos caer ambos. 

Las mentes cortas se escandalizaron y fueron como siempre a "enterar" al arzobispo de esta conversación, poniendo el grito en el cielo como si en la iglesia no podemos pensar distinto en cosas de relativa importancia. 

Somos distintos en lo que no es esencial, ¿Cuál es el problema?. Nuestras diferencias son pequeñas en comparación con las que tuvieron los grandes santos en distintas épocas de la Iglesia. La unidad en la diversidad es el reto. El pensamiento único en todo es propio de las dictaduras. La iglesia les pide a los fieles que vayan a misa pero no le impone la iglesia a la que tienen que ir. Los fieles tienen derecho a asistir donde sientan que crecen más espiritualmente, y en esto no hay parámetros establecidos. "Así como para cada uno de nosotros el Sol tiene un rayo distinto, así también Dios tiene para cada uno un camino virgen"

Diferencias tuvo San Pablo con San Pedro, y San Pedro era el primer Papa: "Cuando yo vi que no andaban derecho según la verdad del Evangelio, dije a Kefas (Pedro) delante de todos: «Si tú, que has nacido judío, te has pasado del modo de vivir de los judíos al de los otros pueblos, ¿Por qué ahora impones a esos pueblos el modo de vivir de los judíos? Gálatas 2,14

Por eso tiene problemas el papa Francisco, por ser distinto, por que no quiere seguir repitiendo tradiciones obsoletas. El Padre Rafael y yo somos distintos pero no distantes. ¿Cuál es el problema? Pensamiento único en la iglesia "Dios nos libre" zape gato. La iglesia no es una dictadura de pensamiento único, es como lo decía el Concilio Vaticano II "La unidad en la diversidad". Nos une la misma iglesia, el mismo Credo, los mismos Sacramentos, la misma Palabra de Dios y la amistad que está por encima de la religión. Lo demás es relativo, digo yo...