lunes, 29 de diciembre de 2014

No sé si me van a entender



Segunda carta a los Corintios 2,8-10 
"Unas veces nos honran y otras nos insultan; recibimos tanto críticas como alabanzas; pasamos por mentirosos, aunque decimos la verdad; por desconocidos, aunque nos conocen. Nos dan por muertos, pero vivimos; se suceden los castigos, pero no somos ajusticiados; nos tocan mil penas, y permanecemos alegres. Somos pobres, y enriquecemos a muchos, no tenemos nada, y lo poseemos todo."

Así ha sido este año, alegrías y tristezas pero más han sido las alegrías y las bendiciones que las tristezas, cosechar los frutos de tantas cosas sembradas con amor, escuchar tantos testimonios incluso de lo que ustedes reciben a través de este medio. Personas que han comenzado un proceso de sanación y conversión. amistades nuevas que han ampliado mi corazón. El cariño que recibo de personas de todas las edades, e incluso de otras iglesias no católicas. Claro que han habido dificultades pero sería deshonesto de mi parte afianzarme más en eso que en las bendiciones, porque si soy sincero, las bendiciones recibidas son infinitamente mayores. En medio de una situación incómoda, un mal entendido de una persona que reaccionó de una manera desproporcional y negativa en las redes sociales, encuentra uno mensajes como estos:

"Estimado Padre Chulalo este día quiero agradecerle a usted y a sus misas de sanación y por formar parte de los momentos mas importantes de mi vida. Le comento que cambió mi vida hace exactamente 2 años, después de casi morir en un accidente de tránsito y estar a punto de divorcio, cuando comencé a frecuentar su iglesia. Mi hijo en la preparación de Primera Comunión en su iglesia, nos comentó de sus misas de sanación y que no estábamos cumpliendo con los sacramentos. Fue entonces después de 13 años de unión en pareja que decidimos casarnos por la iglesia, desde ahí comenzaron nuestras bendiciones. Conseguimos nuestra casa, y nació nuestro segundo hijo después de 13 años, el cual bautizo ayer, he vivido los años mas hermosos e importantes llenos de bendiciones, es mi testimonio y lo comparto con usted porque lo admiro y su humildad cambia la vida de muchas personas muchas gracias. Le puse Lucas a mi bebe porque cuando me enteré que estaba embarazada usted hablo del evangelio de la alegría"

Sin duda he recibido regalos materiales, pero el mejor de ellos son ustedes. No sé si me entenderán pero hace dos días estuve por escribirles esto: LOS AMO. Digo que no sé si me entenderán, puede parecer cursi, o se podrán preguntar: Si no me conoce este tipo cómo va a decir que me ama. Pues pensé en una canción de Leonardo Favio que dice: Hoy yo quiero a todo el mundo y el mundo me quiere a mí...será el amor. Es la experiencia de que no tienes enemigos aunque ellos realmente existan, es como un ensanchamiento del corazón. Cuando se viven momentos de armonía se acaban las guerras. Bertrand Rusell decía: "Nadie puede estar en paz con los demás mientras no está primero en paz consigo mismo". De lo que yo deduzco: Cuando tu corazón está en paz, estás en paz con el mundo, se acaban los enemigos.

Todo comienza en el corazón, es por eso que el Reino de Dios que trae Jesucristo intenta cambiar a la gente desde adentro. El mundo no cambia cuando cambien las estructuras, las leyes o los gobiernos, el mundo cambia cuando nosotros cambiamos. No sé si me entenderán, pero los amo. Feliz navidad y Próspero Año Nuevo. Es un placer trabajar para ustedes desde este rincón del mundo, llamado: Radio Barici Internacional, 192.66 fm (sin audio por ahora), desde Barquisimeto, ciudad musical y crepuscular de Venezuela. Les escribe este servidor, Padre Chulalo 9554956, disponible en la medida de mis posibilidades. Dios los bendiga, a él la gloria, el honor y el poder por los siglos de los siglos