viernes, 25 de mayo de 2018

Tú sabes que te quiero


Las personas suelen ser injustas al juzgar a los demás. Cuando pregunto qué saben de Pedro, además de que fue un pescador y apóstol de Cristo, casi siempre dicen: "El que lo negó tres veces "🤣. Pobre Pedro. Nadie dice que también caminó sobre las aguas (Mateo 14,22-33), que Jesús lo nombró cimiento y líder visible de su iglesia (Mateo 16,13-19), que tenía dones de sanación y que su sombra llegó a sanar enfermos con el poder de Dios (Hechos 5,15). Muchos desconocen este trozo que les voy a transcribir y que fue el Evangelio de la misa de hoy. Cristo ya había resucitado y quiso que Pedro, por cada herida que le causó las triple negación, le reafirmara su amor por tres veces, que sintiera que no quedaban deudas por saldar y que su promesa de que fuera el líder del rebaño permanecía inalterable: "Esta fue la tercera vez que Jesús se manifestó a sus discípulos después de resucitar de entre los muertos. Cuando terminaron de comer, Jesús dijo a Simón Pedro: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?» Contestó: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero.» Jesús le dijo: «Apacienta mis corderos.» Le preguntó por segunda vez: «Simón, hijo de Juan, ¿Me amas?» Pedro volvió a contestar: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero.» Jesús le dijo: «Cuida mis ovejas.» Insistió Jesús por tercera vez: «Simón Pedro, hijo de Juan, ¿me quieres?» Pedro se puso triste al ver que Jesús le preguntaba por tercera vez si lo quería y le contestó: «Señor, tú lo sabes todo, tú sabes que te quiero.» Entonces Jesús le dijo: «Apacienta mis ovejas.» Evangelio según San Juan 21, 14-17

Derechos de la persona asertiva


Buen día. ¿Cómo amanecen?. Aquí con lluvia y frío sabroso en Barquisimeto. La asertividad es la capacidad de autoafirmar los propios derechos, sin dejarse manipular y sin manipular a los demás. Una persona asertiva sabe expresar con claridad lo que siente, opina y necesita. Conoce sus alcances y límites. Sabe decir un claro sí o un claro no sin sentirse culpable. Conocer los derechos de la persona asertiva y practicarlos, harán de ti una persona más sana y equilibrada. Cuando los leo me recuerdan tanto a Jesús de Nazaret, su asertividad quedó clara en los evangelios. Existen dos buenos libros para aprender el arte de la asertividad. "No diga Sí cuando quiera decir No" de Herbert y Jean y "Cuando digo NO, me siento culpable" de Manuel Smith. En este segundo se enumeran algunos derechos de la persona asertiva que quiero compartir con ustedes y que son de un contenido muy liberador junto a otros que he encontrado en otras fuentes:

1. Tenemos derecho a juzgar nuestro comportamiento, pensamientos, y emociones, y a tomar la responsabilidad de su iniciación y de sus consecuencias. 
2. Tenemos derecho a no dar razones para justificar nuestro comportamiento. 
3. Tenemos derecho a decidir si nos incumbe solucionar los problemas de otras personas. 
4. Tenemos derecho a cambiar de opinión. 
5. Tenemos derecho a cometer errores y a ser responsables de ellos. 
6. Tenemos derecho a decir “No lo sé”
7. Tenemos derecho a tomar decisiones ajenas a la lógica
8. Tenemos derecho a decir “no lo entiendo”
9. Tenemos derecho a decir “no me interesa”
10. Tenemos el derecho a decir “NO” sin sentir culpa.
11. Tenemos derecho a no responder o hacerlo en otro momento.
12. Tenemos derecho a decidir no ser asertivos.
Un abrazo desde esta tierra. Se les quiere.

El amor está encima de la verdad




¿Siempre hay que decir la verdad? No. A veces es mejor el silencio. Ya vieron ustedes la publicación sobre las tres rejas. Un discípulo quiere decirle al maestro un chisme que oyó contra él. El maestro le dice que si no pasa las tres rejas es mejor que no se lo diga. Estas son: La verdad (¿es verdad?), la bondad (¿hace bien?) y la necesidad (¿es necesario?). Otro caso es respecto a tu vida, si sientes que hay cosas de tu vida personal que no van a ser entendidas por alguien o van a ser mal interpretadas, o te van a hacer daño, es tu vida, es tu derecho, has silencio. Si tienes necesidad de desahogarte cuéntaselo a Dios, si algún día sientes la suficiente confianza con alguien hazlo. Cometiste un error en relación con tu pareja, la relación ha sido buena en lineas generales, puede hacerle daño si lo sabe ¿Tienes que decírselo? No, arrepiéntete, trabájalo, confiésate, mejora. El hombre es esclavo de lo que dice y dueño de lo que calla. Existen personas que sufren de exceso de sinceridad y se convierten en "sincericidas". Es decir, a cuenta de sinceridad se convierten en Yasuri Yamilet, hiriendo a diestra y a siniestra a costa de que son sinceras. Ejemplo: Tú sabes que yo soy sincera y tú eres una bruja gorda, fea, hedionda y pelúa. Mejor te callas. Si te encuentras con un enfermo terminal que te pregunta: ¿Cómo me ves compadre? Y se ve demacrado y moribundo, se vale una mentira piadosa: yo te veo bien. El amor está por encima de la verdad. En el caso de la película "La vida es bella" . Vemos cómo el papá protagonista adorna de una manera brillante y jocosa ante su hijo pequeño el horror de la guerra para evitarle un sufrimiento innecesario. Esas mentiras piadosas existen, hacen bien y no son confesables. Volviendo a los chismes no me gustan para nada, pero decirlos incompletos es peor. Eso de que no te digan quien lo dijo ni te lo digan completo, es gente que no te quiere porque llena la cabeza de fantasmas y el ambiente se hace irrespirable. Ahora, ¿Mientes para aprovecharte o burlarte de la ingenuidad, la inocencia o la bondad del otro, mientes para perjudicar o hacer daño. Eres un@ desgraciad@

miércoles, 16 de mayo de 2018

Frases típicas de las mamás



Aquí una colección de frases típicas usadas por las mamás, por lo menos en Venezuela, recopiladas gracias al aporte de muchos amigos 

1. Algún día me lo agradecerás
2. Qué van a hacer cuando yo no esté
3. Me duele más a mí que a ti
4. ¿Y acaso tú te gobiernas solo?
5. El día que tengas hijos lo vas a entender
6. ¿O sea que si tus amigos se lanzan por un barranco te lanzas tú?
7. Lléveselo señor, llévese a este niño llorón
8. Porque lo digo yo y punto
9. Mientras vivas en esta casa...
10. Claro, como tú crees que yo soy tu sirvienta
11. Cuando llovía: "La rooopaaaa"
12. Cuando decía "Dime la verdad", era porque ya la sabía.
13. Cuando llamaba a comer y nadie hacía caso: "Van a comer las moscas primerooooo"
14. Me guardas esas lágrimas para cuando me muera
15. Reza para que se le quite la mancha al uniforme.
16. Cuando mandaba a buscar algo y uno no lo encontraba: "Ojalá vaya yo y lo encuentre" ...y lo encontraba
17. ¿Qué hay de comer? ...CO-MI-DA"
18. Siempre dejan la tarea para la última hora
19. Aprenda de su hermanito
20. Dios me lo bendiga y me lo favorezca
21. Deja que llegue tu papá
22. No agarren tanto sereno
23. Cuento tres y llevo dos
24. Este no es un hotel
25. Te lo dije
26. Tantos niños muriéndose de hambre y tú no comes
27. Te voy a dar más duro para que llores con ganas
28. Si fuera una culebra te pica
29. Te quitas el uniforme
30. Cuando ustedes van yo vuelvo

lunes, 16 de abril de 2018

Lo reconocieron al partir el Pan




Lucas 24, 14-35 cuenta que dos discípulos, camino a Emaús, conversaban desalentados acerca de la muerte de Jesús de Nazareth. Él, de incógnito, se pone a caminar con ellos y les pregunta sobre lo que hablaban. Le comentan lo ocurrido, incluso que unas mujeres decían que estaba vivo. Jesús les explica las Escrituras y fue una experiencia tan especial que le djeron: «Quédate con nosotros, porque se hace tarde». Entró, se quedó con ellos. En la mesa, tomó el pan, pronunció la bendición; lo partió se lo dio y desaparecíó. De regreso a Jerusalén le cuentan a los apóstoles, que estaba vivo y que lo habían reconocido al partir el pan. La maestra Olga me explicó, cuando era niño, por qué los discípulos lo reconocieron al partir el Pan: "Todos partimos el pan hacia adentro, él lo partía hacia afuera." Otros dicen que le vieron la herida en sus manos. La explicación de la maestra Olga es mi preferida. Así es Jesús. Pura generosidad, entrega, salirse de sí para darse. El tema de la comida envolvió a Jesús de diversas maneras. El hombre que multiplicó los panes y los peces realizó su primer milagro en una comida. Comparaba el Reino de Dios con un banquete, con la levadura y la mostaza, a sus discípulos, con la sal. En el Padre Nuestro pide: danos hoy nuestro pan de cada día. Conquistaba a los alejados comiendo con ellos. Sus discípulos no ayunaban y a él le decían comedor y bebedor. Cuando resucita a la hija de Jairo, pide que le den de comer. El hijo pródigo decide volver a casa porque pasó hambre. Un hombre opulento se condena porque se desentiende del hambriento Lázaro y el juicio tiene que ver con la comida: "Tuve hambre y me diste de comer." Quiso que lo recordáramos con una cena (la misa). Resucitado, come un pescado asado con sus amigos. Los discípulos lo reconocen al partir el pan y él mismo se hace Pan por nosotros. 🔰EPÍLOGO: Ser cristiano significa, no sólo comer el Pan sagrado en la mesa de la iglesia, sino también compartir lo que tenemos y lo que somos, de manera que nos reconozcan al partir el pan. Y si dicen que somos un pan (buena gente), mejor todavía. 

martes, 20 de marzo de 2018

San José


 Estas son las palabras que a mi modo de ver resumen su personalidad.
➡️TRABAJO: En aquel tiempo no existía el apellido. Por tanto se identificaba a la persona por su oficio, característica personal, o procedencia. Hay un José de Arimatea, pero este es José el carpintero y a mucha honra. Palabra que también traduce "todero".
➡️EDUCADOR: Le enseñó a Jesús su oficio para ayudar a sustentar a la familia.
➡️SILENCIO: No hay palabras suyas en el evangelio. Su predicación fue su vida. 

➡️MADUREZ: Una característica de la madurez humana es pensar antes de actuar. No tomó decisiones importantes sin pensar profundamente al respecto. (Mateo 1,20) 
➡️RESPETO: No hay amor sin respeto, pero puede haber respeto sin amor. José amaba y respetaba a María. Su actitud hacia ella fue actuar de tal manera que no se le causara ningún daño, ni físico ni moral, aún en medio del dolor que le causaba lo que él pensaba. (Mateo 1,19)
➡️ESCUCHA: José me recuerda a Samuel y su historia: "Habla Señor que tu siervo te escucha". Su silencio era una atención continua a la Palabra de Dios.
➡️CUMPLIMIENTO: Una cosa es conocer la voluntad de Dios y otra cosa es cumplirla. "José hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado: llevó a María a su casa" (Mateo 1,24) y así ocurre en otras ocasiones.
➡️ADOPCIÓN: Me gusta que José sea papá adoptivo para que entendamos bien, que padre no es el que engendra sino el que educa y acompaña. El que engendra y no está presente es un padrote
➡️TERNURA: Cuando Jesús comenzó su vida pública, tenía un concepto de Dios que resultaba irrespetuoso para sus contemporáneos. Le llamaba Abbá, así los niños arameos le decían a su papá terreno, (papi). Imposible llamar a Dios así sin haber tenido antes una hermosa relación con su abbá terreno, San José. Un abrazo y bendiciones para quienes llevan su nombre.

SE BUSCA




Su nombre: Jesús de Nazareth
Edad: 33 años
Origen: Judío
Profesión: Carpintero
Viste como cualquier ciudadano común de Galilea. Aunque se residencia eventualmente en Cafarnaún no tiene sede fija. Igual predica en una montaña, montado en una barca o en una sinagoga. Se le ha visto comiendo con pecadores públicos, extranjeros y gente de mala reputación (Lucas 15,2). Le atribuyen sanaciones milagrosas. Lo acompaña una banda de 12 galileos que no ayunan, algunos pescadores, ignorantes de la Ley y las Sagradas Escrituras. Irrespeta leyes sagradas en nombre de la misericordia, hasta llegar a tocar leprosos (Marcos 1,41). Cuestiona la hipocresía de las autoridades religiosas llamándoles hipócritas (Mateo 23,23) y estúpidos (Lúcas 11,33) y ha insultado a Herodes llamándolo zorro (Lucas 14,32). Irrespeta a Dios llamándolo Abba, (papá) como si él fuera su hijo. Se recomienda no escucharlo mucho, unos soldados del Templo fueron a apresarlo, no pudieron y se regresaron diciendo: "Nunca hemos escuchado a alguien hablar como Él" Juan 7,46. Se ofrecen 30 monedas de plata para el que nos informe cómo atraparlo. Se ofrece paz, alegría, fortaleza y vida plena (Juan 10,10) al que se deje atrapar por él.