martes, 29 de enero de 2013

Ganancias y Pérdidas




Ganancias y Pérdidas:

En muchas ocasiones, hay quienes me preguntan sobre la conveniencia o no de tomar o dejar cosas, trabajos, relaciones, grupos, actividades o personas. Puede ser muy inconveniente decidir por ellos. A los sacerdotes, psicólogos, terapeutas no nos toca decidir; nos toca cuestionar, iluminar, acompañar pero nada más. Tanto es así que en el ámbito religioso se impone sustituir la palabra “director espiritual” por “acompañante espiritual” de modo que el acompañado se haga responsable de sus decisiones y de las consecuencias de las mismas, sean positivas o negativas. Una de las cosas que te puedo recomendar a la hora de tomar decisiones es la herramienta conocida como “Ganancias y Pérdidas”

Toma una hoja en blanco y traza una línea vertical. Del lado arriba izquierdo pones la palabra “Ganancias”; del lado arriba derecho, pones “Pérdidas” y evalúa una toma de decisión. Ve colocando en el lado izquierdo las cosas buenas, convenientes, positivas, enriquecedoras de ese trabajo, relación grupo o actividad. Ve colocando del lado derecho las cosas malas, inconvenientes, negativas y empobrecedoras y cuenta, evalúa, coteja. ¿Hay más pérdidas que ganancias? Lo siento “no me conviene” ¿Hay más ganancias que pérdidas? “Vale la pena” seguir la relación o tomar ese trabajo

Por supuesto que hablo más que de ganancias o pérdidas materiales. Evalúa también las ganancias o pérdidas psicológicas. Te hace crecer o te desgasta psicológicamente o moralmente, te esclaviza o te libera, es una relación castrante, celópata, controladora, o por el contrario te eleva, te realiza, te dignifica, te respeta

¿Y a nivel espiritual? Esto es fundamental para los creyentes, ¿Te acerca a Dios o te aleja de él? ¿Te acerca a la Iglesia o te aleja de ella? Una vez hecha la evaluación pídele a Dios la fuerza para decirle o decirte internamente o para cantarle a esa persona, situación o cosa esta canción que interpretara magistralmente Rocío Dúrcal:

Fue un placer conocerte,
y tenerte unos meses;
aunque esos meses fueron
el principio y el fin
de un amor tan bonito;
aunque no me quisiste;
pero yo sí te quise,
y hoy me tengo que ir.

Muy feliz fui contigo,
me conformo con nada,
y hoy te quedas sin mí.
Y a pesar de que nunca
me dijiste 'te quiero',
hoy, que tengo que irme,
me demuestras tu amor.

Pero tengo que irme,
porque ya no te quiero.
No sé por qué motivo:
cosas del corazón.

Si me hubieras querido
cuando yo te pedía
que me amaras un poco,
que me hicieras feliz,
yo me hubiera quedado
para siempre contigo;
pero no fue posible,
y hoy me tengo que ir

viernes, 25 de enero de 2013

Tanto más tendrás cuanto menos retengas



San Juan de la Cruz escribió esto: “Cuando con propio amor no lo quise, dióseme todo sin irme tras de ello”, expliquémoslo en palabras sencillas: 

Las realidades humanas más bellas, tanto más las tendrás cuanto menos las poseas y retengas.

Si quieres tener el sol y gozar de su luz maravillosa, abre tus ojos y contempla como las cosas se iluminan por él. Porque si cierras los ojos para retener la luz te quedarás a oscuras.

Si quieres tener el mar, contémplalo, abre tus manos en sus aguas, y todo el mar estará en ellas. Porque si cierras tus manos para retenerlo se quedarán vacías.

Si quieres tener el viento, abre tus brazos y todo el viento será tuyo, porque si quieres retenerlo te quedarás sin nada.

Si quieres tener un hijo déjalo crecer, déjalo partir y que se aleje. Lo tendrás maduro a tu regreso, porque si lo retienes poseído, lo pierdes para siempre.

Si tienes un amigo déjalo marchar y lo tendrás. Porque si lo tiene para poseerlo, lo estarás perdiendo y ya no tendrás a un amigo sino a un prisionero.

Los mejores candidatos para una relación sana, se irán mientras más demuestres tu deseo de retenerlos y huirán ante cualquier acoso

Si quieres vivir el gozo de tener. Libérate de la manía de poseer y retener. Sólo así disfrutarás plenamente de lo que la vida te ofrece

martes, 22 de enero de 2013

Los hermanos de Jesús




Los que aparecen como “hermanos” de Jesús en la Biblia ¿Son hijos de la virgen María?

Si María hubiera tenido más hijos, la Iglesia no hubiera tenido problema en decirlo, porque a la hora de la verdad, el número de hijos para nada aumenta o disminuye la santidad de alguien. Lo que es absurdo es deducir que la Virgen María tuvo más hijos además de Jesús, por una mala interpretación y utilización de los textos bíblicos y un desconocimiento básico acerca de la cultura judía

Para decir que María, además de Jesús, tuvo otros hijos de su esposo José, (por lo menos seis), las sectas utilizan a Marcos 6,3:

“¿No es este el carpintero, el hijo de María y el hermano de Santiago, José, Judas y Simón? Y sus hermanas ¿no viven aquí entre nosotros?.”

Aclaremos:

1) La Biblia nunca habla de los hijos de María, sino de los hermanos de Jesús.

2) En la Biblia la palabra "hermano" se utiliza para hablar de parientes cercanos, compare Génesis 12,5 que hace mención a Lot, sobrino de Abraham, con el capítulo siguiente, Génesis 13,8 donde Abraham le llama hermano. Vea también 1 Crónicas 23,22.

3) Por lo menos dos de los personajes mencionados: Santiago “el menor” y José aparecen como hijos de otra María en Marcos 15,40 esposa de Cleofás y hermana de María la madre de Jesús Juan 19,25. Siendo pues, primos de Jesús se les llama hermanos. Judas (Tadeo) otro de los parientes aparece en Hechos 1,13

4) La frase “dio a luz a su primogénito” (Lucas 2,7), no significa que después vinieron otros hijos de sangre, pues primogénito significa, “el que abre el seno de la madre” (1 Crónicas 23, 16-17.)

5) En un sentido espiritual, si Cristo es el primogénito en medio de numerosos hermanos (Romanos 8,29) y los demás hijos de la “Mujer” (Juan 19,26-27), son “los que guardan el mensaje de Dios y tienen el mensaje de Jesús” (Apocalípsis 12,17), entonces María, es madre de todos nosotros, los hermanos de Jesús.

¿Por qué los hombres no pueden hacer dos cosas a la vez y las mujeren no paran nunca de hablar?




QUE VIVAN LAS DIFERENCIAS

Cada vez más, las nuevas tendencias psicológicas respecto a la relación hombre y mujer coinciden en la necesidad de conocer y reconocer las diferencias de género, punto de partida necesario para la ACEPTACIÓN, elemento clave para la convivencia.

No me refiero a la diferencia de roles, estatus o derechos humanos, benditas sean las reivindicaciones que se han generado las épocas modernas. Me refiero a esas tendencias, cualidades y particularidades propias de lo femenino o masculino que de no ser identificadas y entendidas por la pareja traerán como consecuencia verdaderas dificultades para la relación.

Como pastor encargado de una feligresía donde una de las necesidades más urgentes es recibir herramientas para mejorar la relación de pareja, he venido estudiando sobre este tema y comprobando en los diálogos personales que lo que voy a plantearles es real. Por eso el éxito de los libros de Allan y Barbare Pease: "¿Por qué los hombres no escuchan y las mujeres no entienden los mapas?" o "¿Por qué los hombres no pueden hacer dos cosas a la vez y las mujeres no paran nunca de hablar?"o "¿Por qué los hombres mienten y las mujeres lloran?". Entendiendo que cada ser humano es distinto, hablemos de tendencias que se repiten en pinceladas de síntesis:

1. Los hombres son visuales y se conquistan por la vista y las mujeres auditivas y se conquistan por los oidos. Esto es fundamental a la hora de dar presentes
2. Cuando un hombre va al baño lo hace por una sóla razón, mientras las mujeres los utilizan como salas sociales y habitaciones terapéuticas
3. Las mujeres pueden escuchar distintas conversaciones a la vez en una peluquería y llevar el hilo perfecto de todas y no puede entender por qué su esposo no puede ver televisión y oirla al mismo tiempo
4. Los hombres tienen mirada tubular y las mujeres tienen mirada periférica, por esta razón el hombre es descubierto de inmediato cuando tiene que girar la cabeza por completo para mirar algo o "alguien"
5. Las mujeres critican a los hombres por ser insensibles y descuidados, por no escuchar, por no ser afectuosos ni considerados o por no comunicarse. En cambio, los hombres critican a las mujeres por su forma de conducir, por mirar los mapas al revés o por su falta de sentido de la orientación
6. Los hombres se apoderan del mando a distancia del televisor y cambian constantemente de canal, mientras que las mujeres disfrutan incluso de las propagandas
8. Los hombres critican a las mujeres por hablar demasiado y no ir al grano, y las mujeres critican al hombre por su silencio
9. Las mujeres necesitan sentirse queridas para tener relaciones, el hombre necesita tener relaciones para sentirse querido
10. Parece que los hombres son incapaces de encontrar algo, pero tienen ordenados sus CDs alfabéticamente
11. Las hombres no entienden por qué las mujeres no se dan cuenta que en el tablero del carro está en rojo el botón que indica el nivel del aceite y sin embargo pueden ver el pelo rubio sobre el hombro de él a 100 metros de distancia
12. Un grifo que gotea puede volver loca a una mujer mientras el hombre duerme plácidamente
13. Si la mujer está viendo el televisor y suena el teléfono, lo toma y atiende sin ninguna dificultad. El hombre en cambio, baja el volumen del televisor, manda a callar a la gente y atiende

14. Como la mujer es auditiva-verbal, piensa que lo castiga a él haciendo silencio. El se siente feliz por la tranquilidad que esto le genera.
15. No le pida a él que le compre una pintura sin una muestra de color, mire el gráfico de más arriba y entenderá por qué 

domingo, 20 de enero de 2013

La vida después del parto




En el vientre de una mujer embarazada se encontraban dos bebés. Uno pregunta al otro:

- ¿Tú crees en la vida después del parto?

- Claro que sí. Algo debe existir después del parto. Tal vez estemos aquí porque necesitamos prepararnos para lo que seremos más tarde.

- ¡Tonterías! No hay vida después del parto. ¿Cómo sería esa vida?

- No lo sé pero seguramente... habrá más luz que aquí. Tal vez caminemos con nuestros propios pies y nos alimentemos por la boca.

- ¡Eso es absurdo! Caminar es imposible. ¿Y comer por la boca? ¡Eso es ridículo! El cordón umbilical es por donde nos alimentamos. Yo te digo una cosa: la vida después del parto está excluida. El cordón umbilical es demasiado corto.

- Pues yo creo que debe haber algo. Y tal vez sea distinto a lo que estamos acostumbrados a tener aquí.

- Pero nadie ha vuelto nunca del más allá, después del parto. El parto es el final de la vida. Y a fin de cuentas, la vida no es más que una angustiosa existencia en la oscuridad que no lleva a nada.

- Bueno, yo no sé exactamente cómo será después del parto, pero seguro que veremos a mamá y ella nos cuidará.

- ¿Mamá? ¿Tú crees en mamá? ¿Y dónde crees tú que está ella ahora?

- ¿Dónde? ¡En todo nuestro alrededor! En ella y a través de ella es como vivimos. Sin ella todo este mundo no existiría.

- ¡Pues yo no me lo creo! Nunca he visto a mamá, por lo tanto, es lógico que no exista.

- Bueno, pero a veces, cuando estamos en silencio, tú puedes oírla cantando o sentir cómo acaricia nuestro mundo. ¿Sabes?... Yo pienso que hay una vida real que nos espera y que ahora solamente estamos preparándonos para ella...

viernes, 18 de enero de 2013

La historia de TOM



Frente a la iglesia queda una clínica veterinaria, ahí llegó Tom. Llegó con un problema en una rodilla y mucho tiempo sin peinarse y bañarse, de modo que tuvieron que cortarle el pelo bajito puesto que lo tenía muy enredado. Además se quedaba solo la mayor parte del tiempo. Entonces recordé un trozo de la Biblia que dice: "El hombre justo se preocupa de la vida de sus animales, en cambio las entrañas de los malvados son crueles" Proverbios 12,10

Ustedes saben que a mi casa llegó un Yusito llamado Gaspar por el día de los reyes magos, esa noche lo alimenté, y en la mañana se fue. Entonces fui a la clínica a ver si tenían un perro para recibirlo en adopción, entonces me encontré con él. En la clínica veterinaria tenía un espacio muy reducido. La mayor parte de las personas adoptan cachorros y sanos, pero yo no sólo pensé en mí sino también en él. Aquí tiene un terreno grande para correr, cariño, atención y compañía.

En mi vida he tenido un morrocoy, una gata y un loro, pero es primera vez que adopto a un perro. Hay mucho que aprender de las mascotas y una de esas cosas es que aunque muchos cambien contigo, incluso tú mismo, ellas te seguirán queriendo y mirando con los mismos ojos. Pobre o rico, santo o pecador, sano o enfermo, su amor no está condicionado por las circunstancias. Hoy se quedó en mi cuarto y creo que inevitablemente también se está quedando en mi corazón





miércoles, 16 de enero de 2013

Divina Pastora 14 de Enero del 2013

                                      Fotos propias y ajenas de la procesión 

Caricatura de Weil


Recorrido de la procesión

Traje que lució este año la Divina Pastora. Foto de César Augusto

Día 13. Foto Seminario Divina Pastora

Típica familia larense amaneciendo para la procesión



En la puerta de la Iglesia de Santa Rosa
Explicación de la aplicación que lleva la imagen en la falda

Santa Rosa a las 6:30 am. Foto de Medios de Comunicación Parroquial

Por primera vez en la historia el clero lleva a la imagen de la Iglesia a la entrada de Santa Rosa. 
Foto de medios de Comunicación Parroquial

Subiendo hacia la entrada del pueblo de Santa Rosa

En la misa inicial frente a la tarima de celebración. Foto de medios de Comunicación Parroquial
Tarima donde se celebró la misa inicial. Foto medios de Comunicación Parroquial

Foto de Medios de Comunicación Parroquial

Muchedumbre en la misa inicial. 
Subiendo hacia Barquisimeto. Vanessa Nieto
Foto cortesía de Vanessa Nieto

Recorrido. Naudi Arangú

Frente al Churún Merú. Judayne Castillo
Foto de Juan Manuel da Silva. Arte efímero elaboró en la Avenida Lara esta imagen con material de desecho, que incluía conchas de frutas, botellitas plásticas y tapas d refresco

Serenata a la Divina Pastora. Tico Paez de carota Ñema y Tajá, 
SANTORAL, "Morito"de Serenata Guayanesa y Aquiles Baez, 
en la Avenida Lara
Concurrencia a la altura de la Avenida Lara
Foto de Naudi Arangú
Foto de Naudi Arangú
En el recorrido. Jesús Alvarado
Foto de Naudi Arangú
Leandro Torres Vista aerea de la catedral

Foto de Leandro Torres














sábado, 12 de enero de 2013

Confieso que la amo




Las dos manifestaciones de religiosidad popular de mi padre fueron: El Sagrado Corazón de Jesús y la Divina Pastora. El primero, entronizado por el Monseñor Omar Ramos Cordero. Imagen ante la cual lo vio este testigo, arrodillado, en momentos difíciles. La segunda, la Divina Pastora, a la cual me enseñó a amar. Sobre sus hombros me senté cuando niño, en la 20 con Vargas, para ver cerca de la casa de sus primas a la hermosa imagen de la madre, mi primera novia (la pastora) y para ver en vivo a la “Pequeña Mavare.”

                                Mi declaración de amor a la Divina Pastora

"Hermosa muñeca de madera policromada, te amo. 
No te adoro porque no eres Dios, pero te amo desde pequeño, porque el artista que te hizo, supo plasmar en ti la dulzura, la paz y la ternura de mi madre María. 
No te insulto cuando te digo muñeca. 

Muñeca se le dice a las mujeres bonitas, muñeca bella, te amo.
 Ningún cristiano con tres dedos de frente piensa que tú eres Dios, por lo tanto no somos idólatras. 
Sólo cumplimos con la profecía: (Lucas 1, 48). 

Y te sacamos en procesión como al Arca de la Alianza (Exodo 25, 10-22), porque tú eres el Arca de la Nueva Alianza que lleva en su seno al que es LA PALABRA (Juan 1,14) y Juan el Bautista saltó de alegría en tu presencia (Lucas 1,41) como cuando David saltaba de alegría ante el Arca de la Antigua Alianza (2 Samuel 6,13-14). Entonces Isabel te dijo en alta voz: «¡Bendita tú eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Cómo he merecido yo que venga a mí la madre de mi Señor. Apenas llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de alegría en mis entrañas. (Lucas 1,42.43)


Te amo belleza, no me importa lo que digan los nuevos iconoclastas (los que rechazan las imágenes)

Te amo junto a tantos millones que te aman. 
No te idolatro cuando te digo Divina, divina se le dice a las mujeres exquisitas. 
Amo también y sobre ti al niño que llevas en los brazos, a mi hermano mayor, a Jesucristo, porque sé que allí también estoy contigo.

Te dedico la canción que canta Rosario la española:
"Que bonito cuando te veo 
que bonito cuando te siento, 
que bonito es sentir que estas aquí, junto a mi... 

Que bonito cuando me hablas, 
que bonito cuando te callas, 
Que bonito es sentir que estas aquí, junto a mí. 
Que bonito sería poder volar, 
y a tu lado ponerme aquí a cantar, 
como siempre lo hacíamos los dos.  

Que mi cuerpo no para de notar, 
que tu alma conmigo siempre está 
y que nunca de mi se apartará. 
Que bonito tu pelo negro Ay, 
que bonito tu cuerpo entero, 
que bonito es sentir que estas aquí junto a mí, 
junto a mí. Amén


A la espera de tu visita

domingo, 6 de enero de 2013

Oración por Venezuela




ORACIÓN:

Señor Jesús, nosotros sabemos que nos amas y que derramas bendiciones sobre todos. Hoy te queremos pedir por los venezolanos, para que nos hagamos conscientes de la urgente necesidad que tenemos de trabajar juntos por una patria donde reine la paz, la justicia, la fraternidad, el bienestar y el respeto a quienes opinan distinto. Hoy no te queremos pedir que nos resuelvas nuestros problemas sino que nos hagas conscientes de ellos y nos des la fuerza para superarlos. Nosotros sabemos que tú no vas a hacer por nosotros lo que nosotros tenemos que hacer por nosotros mismos. Por lo tanto aleja de nosotros la comodidad que implica el dejar que otros hagan por nosotros, que otros decidan por nosotros, que otros se arriesguen por nosotros. Aleja de nosotros la apatía suicida que nos destruye lentamente. Que entendamos que nosotros somos nuestros únicos dolientes y al fin y al cabo responsables de las riendas de nuestro presente y de nuestro futuro. Al mismo tiempo, no permitas que olvidemos que "Si el Señor no construye el edificio, en vano se fatigan los obreros; si el Señor no guarda la ciudad, en vano monta guardia el centinela" (Salmo 127 (126), 1). Es decir que todo nuestro trabajo por una patria mejor tiene que centrarse en ti, cimentarse en ti, como el único Señor a quien adoramos, para que nuestro trabajo no sea en vano y nuestro esfuerzo produzca fruto, pues sin ti no podremos hacer nada. (Juan 15,5) Que así sea. P. Chulalo