viernes, 28 de marzo de 2014

Educar para la vida o para la muerte



El libro del Deuteronomio 4, 5-9 nos dice que nos dice que la la ley de Dios es para vivirla y trasmitírsela a los hijos y a los nietos. Yo estoy sumamente claro que es en el hogar en donde se ponen las bases de una vida futura noble o viciosa. Lo ideal es que en el hogar enseñen a los más pequeños los mandamientos de Dios, (...no matar...no robar...no mentir...) los valores (respeto, tolerancia, convivencia), las virtudes, (generosidad, paciencia, caridad), las obras de caridad...y que además la vida de quienes enseñen sea coherente porque las palabras enseñan pero el ejemplo arrastra. Así lo aprendí de mi padre quien se sentaba conmigo antes de dormir para enseñarme estas cosas y para rezar conmigo.

Estoy convencido además que el deterioro de un país comienza en los primeros años de la vida. El siguiente texto no es mío, pero responde perfectamente al interrogante de por qué estamos como estamos en nuestro país, la razón es esta la educación en muchos hogares es un semillero de delincuentes.

Las 10 maneras de formar a un delincuente

1.-Comience desde la infancia a darle al niño todo lo que pide. Así se criará con el convencimiento de que el mundo se lo debe todo.

2.-Cuando aprenda malas palabras, celébreselo. Eso le hará pensar que es muy gracioso.

3.-Nunca le dé enseñanzas espirituales. Espere que cumpla los 21 años y que decida entonces a su albedrío.

4.-Recoja todo lo que él deje tirado: libros, zapatos, ropa. No le permita valerse por sí mismo, para que se acostumbre a echar todas las culpas a los demás.

5.-Riña a menudo con su cónyuge en presencia suya. Así no se impresionará demasiado el día en que se deshaga el hogar.

6.-Déle al niño todo el dinero que exija para sus gastos. Nunca permita que se lo gane él mismo. ¿Porqué dejar que el pobrecito pase los mismos trabajos que Usted?

7.-Satisfaga todos sus caprichos en lo relativo a comidas, bebidas y comodidades. La privación puede causarle frustraciones nocivas.

8.-Apóyelo en cualquier discusión que entable con los vecinos, con sus maestros o con la policía. Todos le tienen tirria a su hijo.

9.-Cuando esté en enredos serios, discúlpese diciendo: "Nunca pude con este muchacho".

10.-Prepárese llevar una vida llena de pesares, pues lo más probable es que se la haya labrado usted mismo

(Resultado de una investigación de la Brigada social de la policía de Houston, Texas)

miércoles, 26 de marzo de 2014

Conozca la mejor oración por Venezuela



En referencia a la conflictividad social que está viviendo Venezuela alguien me dijo si le había preguntado a Dios cuánto tiempo iba a durar esto y cómo iba Él a intervenir en esta situación, la persona que me hizo la pregunta lo hizo con toda la buena intención y es una persona cercana. Respondo para todos.

Jesucristo era muy ajeno a responder sobre fechas de acontecimientos divinos o humanos. En una ocasión respondió: "Respecto a ese día o a esa hora no lo sabe nadie, ni los ángeles del cielo ni el Hijo sino solo el Padre." (Marcos 13,32) Y lo entiendo perfectamente. Primero porque los pronósticos y adivinanzas sobre acontecimientos sociales o políticos pertenecen a los adivinos no a los profetas (aunque algunos adivinos se esconden detrás del nombre de "profetas") y la práctica de adivinación está prohibida en la Biblia (Deuteronomio 18, 11)

Además el acto de dar fechas sobre acontecimientos sociales o políticos es una práctica irresponsable que podría generar actitudes inadecuadas en quien creyere en esto. Supongan que el adivino dice "Falta poco", la gente se acomoda, deja de luchar porque no hace falta más esperar el día que el adivino señaló. Si el adivino dice "Falta mucho", la gente puede caer en la desesperanza: "para que luchar si esto va a durar tanto". Si el adivino dice "lo más probable es quien sabe", pierde toda autoridad, que fue lo que pasó con el personaje archiconocido.
-"La cosa va en pero depende"
- ¿"Y no era en 5 días"?-
-"Sí pero sin contar los días feriados"-
-"No juegue chico"

Creo además que la oración cristiana sólo es auténtica cuando nos compromete. El cristiano no espera a que Dios actúe en la historia sin su participación. Jamás le pido que "haga mi voluntad" eso es más parecido a la magia que a la religión. Lo propio de la religión se parece mucho al paso 11 de los alcohólicos anónimos:

“Buscamos a través de la oración y la meditación mejorar nuestro contacto consciente con Dios, como nosotros lo concebimos, pidiéndole SOLAMENTE que nos dejase CONOCER SU VOLUNTAD PARA CON NOSOTROS y nos diese la FORTALEZA para cumplirla”.

Es decir, para mí, la única oración cristianamente válida en esta situación que está viviendo Venezuela pero también en cualquier otra es "SEÑOR QUÉ ME TOCA HACER A MÍ". Esta es la oración que sin duda transformó en auténticos héroes a Nelson Mandela, la Madre Teresa de Calcuta, Martin Luther King, o a una madre de familia o a un estudiante "anónimo"

En esta realidad que me toca vivir, no cuestiono a Dios,no le pregunto fechas, no cuestiono a los demás, no intento que otros piensen como yo, simplemente le pregunto a Dios qué pito me toca tocar aquí y ahora, es decir en este momento histórico y él me dice: "Sé profeta, anuncia y denuncia con valentía, anima y consuela a mi pueblo." Y eso es lo que seguiré haciendo. No sé que va a pasar mañana, Jesús nos alertó: "Y no se preocupen por el día de mañana, basta con las penas de hoy" Mateo 6,34 Lo que sí sé es que esta es la verdadera oración transformadora de la sociedad porque "compromete" a quien la practica.

Agregaría además: “Dios, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las cosas que puedo cambiar y la sabiduría para conocer la diferencia" Amén.

miércoles, 12 de marzo de 2014

El Padre Nuestro de Venezuela



PADRE NUESTRO, 
sí, aunque nos cueste decirlo, NUESTRO, de los asesinos y de los asesinados, de los valientes y de los neutrales
QUE ESTÁS EN EL CIELO,
es decir, en la armonía, en la Paz, en algo tan distinto a lo que vivimos
SANTIFICADO SEA TU NOMBRE
tantas veces profanado o substituido por ídolos de carne y hueso o por rituales de santería y de brujería, de sacrificios animales y humanos
VENGA TU REINO
Tu Reino de Justicia y de Paz, de armonía y tolerancia
HÁGASE TU VOLUNTAD 
Porque hasta ahora no se ha hecho sino la de algunos hombres y sus ideologías perversas
ASÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO
Es decir, que así como se hace allá que se viva aquí
DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DÍA
Nuestra harina Pan, nuestra leche, nuestro arroz, nuestras caraotas, nuestro aceite, nuestros servicios básicos, nuestras medicinas, nuestro papel para manchar de tinta y de ideas y para limpiar heridas e inmundicias.
PERDONA NUESTRAS OFENSAS COMO TAMBIÉN NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN
Porque te hemos ofendido, porque nos hemos ofendido, nos hemos insultado y agredido entre hermanos, nos hemos torturado y envenenado de odio
NO NOS DEJES CAER EN TENTACIÓN
En la tentación de la violencia, 
en la tentación de la desesperanza,
en la tentación de la pasividad,
en la tentación del miedo que paraliza
Y LÍBRANOS DEL MAL
De las bombas lacrimógenas,
de la invasión a nuestros barrios y urbanizaciones,
de la destrucción de nuestras propiedades,
de los perdigones,
de las balas,
de los colectivos del terror
y de la traición a nuestros valores e ideales. 
AMÉN

miércoles, 5 de marzo de 2014

Cuaresma en cápsulas


1. Cuaresma son CUARENTA días para prepararnos para la fiesta más importante de nuestra fe, el misterio Pascual, la muerte y resurrección de Cristo. 

2. Color litúrgico morado

3. Para RESUCITAR con ÉL tenemos que morir a lo que nos roba la VIDA. “Si el grano de trigo no muere no puede dar fruto.” Juan 12,24

4. En este tiempo revisamos tres aspectos: 
a) Nuestra relación con Dios: Oración 
b) Nuestra relación con el hermano: Obras de amor concreto 
c) Nuestra relación con nosotros mismos: Ayuno y abstinencia de todo tipo de adicción o de malas costumbres. (Esto es mejor que cualquier negación alimentaria) 

5. Comienza con el miércoles de ceniza: Símbolo de provisionalidad, (todo se pasa) y de disposición a la conversión. 

6. Los 40 días que se cuentan desde el miércoles de ceniza y concluyen antes de la misa del jueves de Semana Santa por la tarde, recuerdan entre otras cosas, los 40 años en los cuales el pueblo caminó por el desierto desde la esclavitud de Egipto hasta la tierra prometida de la libertad y los 40 días en los cuáles Jesucristo permaneció en el desierto antes de su vida pública. 

7. Absolutamente todos los católicos con uso de razón pueden recibir este símbolo de conversión en su frente, sin más exigencia que el deseo de ser mejores y de resurgir de las cenizas del pecado. 



martes, 4 de marzo de 2014

La negación es el principal obstáculo para la paz



Las protestas callejeras y los enfrentamientos entre diversos factores políticos con fatales consecuencias en los últimos días han puesto en evidencia que en Venezuela urge la Paz social. Pero atención, la paz social, presupone unas condiciones mínimas que la hagan posible. Existe un sector cada vez más numeroso que protesta, porque cree que el de gobierno, afines y conexos, sea por ideología o por los intereses que fueren no responden eficazmente a las necesidades más urgentes de los venezolanos, más aún que su incompetencia y perversión, han socavado las bases del progreso, la economía, la justicia y de la libertad de la nación. 

Lo que vivimos se me parece tanto a ciertos casos en donde la mujer es maltratada continuamente por su pareja y de pronto ella se obstina y decide que no se lo cala más, denuncia sus agresiones y empieza los trámites de separación legal. A veces llega el agresor a pedir la mediación de la iglesia, sabiendo lo que puede perder, sea por interés o por verdadero arrepentimiento y supone que uno, el cura, va a convencer a la mujer maltratada, que tiene que aguantárselo porque al fin y al cabo él es su marido (aunque sea un sádico y un maltratador) y que él es legalmente su esposo por tendencia irreversible y canónica. 

Resulta que ella, muchas veces lo ha perdonado, le ha creído, porque el tipo le ha llorado, se le ha arrodillado y hasta ha besado un crucifijo en su presencia prometiendo vida nueva delante de sus hijos. Mi recomendación es inequívocamente la misma para todos estos casos:

1- Lo ideal es la reconciliación
2- Sin rectificación no puede haber reconciliación
3- La rectificación hablada, incluso llorada o arrodillada no es suficiente
4- Es necesario un monitoreo en el tiempo, unos pasos concretos y evidentes de rectificación.

Claro, estos pasos presuponen que
1. El susodicho hombre reconoce y no niega su culpa
2. Que la mujer estaría dispuesta a una oportunidad y que confía que el marido aceptaría el monitoreo profesional (psicológico o psicoterapéutico que evaluaría el proceso). En nuestro caso, siguiendo con el símil, el macho ni siquiera reconoce la culpa y la hembra no quiere otra oportunidad. Pero sin duda si alguien pudiera cambiar algo para bien sería el hombre, pero no, decide no reconocer el problema a través de la “negación” en sus diversos matices-

NEGACIÓN Y SUS DISTINTOS MATICES:

LA NEGACIÓN: Cuando la situación familiar o de pareja, por ejemplo, en casos de alcoholismo o violencia familiar, es muy dura, puede surgir un mecanismo de defensa psicológico llamado negación. Esta evasión se expresa en términos como: aquí todo está bien; te quiero yo y tú a mí somos una familia feliz; todo está bajo control, sonrían para la foto niños. En gobiernos represivos este tipo de falsa paz se convierte en un intento propagandístico para mantener la apariencia hacia adentro y hacia afuera de que todo está bajo control. 

MINIMIZACIÓN: Un matiz de la negación es la minimización del problema, que se expresa en frases como “pobrecito, tan malo no es” (frase expresada por la mujer codependiente) “sí, hay un problema pero es pequeño”. En gobiernos censuradores se expresaría así: Ellos son un grupito nada más.

PROYECCIÓN: Otro matiz de la negación es culpar a otro o a otros de los propios errores. Si, aquí hay errores pero nunca como los de ella, o el de los otros. La proyección en su modalidad más extrema adquiere visos de polarización: nosotros somos los buenos, los que tienen que cambiar son los otros, “los violentos son ellos.” A lo mejor sí, un poco obstinada, la mujer un día le dio una cachetada, pero la desproporción de los contrincantes es similar a la de David y Goliat.

TRANQUILIDAD: Es otra forma de negar los problemas. También llamada tensa calma. Socialmente hablando, la tranquilidad es un intento de callar toda disidencia. Todo el que opine distinto es un enemigo al que hay que censurar, encarcelar, silenciar, torturar o asesinar. A veces se utiliza la religión como una forma de tranquilizar la conciencia. En muchos casos tras la pantomima de líderes que aparentemente representan distintos grupos religiosos pero al fin y al cabo afectos al régimen, se legitiman teológicamente los poderes terrenos, algunos incluso citan en la Biblia pasajes que justifican toda arbitrariedad de los poderosos porque todo poder “viene de lo alto” y obvian u ocultan los pasajes donde la Biblia compara a los mandatarios perversos con el propio anticristo, como en el caso del Apocalípsis. A esta justificación teológica de lo injusto le llamaba Marx con mucha razón: La religión como Opio del pueblo.

Estas variantes de la negación no sólo impiden la Paz sino que propician el enfrentamiento. La razón es muy sencilla, el problema es acallado, pero no solucionado. Es como ocultar con sedas y brocados para no verla, una llaga supurante. Pero la enfermedad sigue y el problema va socavando las bases del tejido social hasta que no alcanzan más los pañitos calientes. 

Sin justicia verdadera y rectificación evidente no puede haber paz verdadera ni reconciliación posible. Por lo tanto deduzco que este gobierno, o no entiende lo que significa la paz o no la quiere, pues con la negación de los propios errores y la satanización de la disidencia, no han hecho más que apagar el fuego con gasolina. El juego por ahora, está trancado.